49º Día: Recargando energía en lo de Ted



27 de Febrero: Desayunamos tarde por la mañana y directos hacia el ejercicio matutino, con nuestras flamantes y verdes beach cruiser, fuimos pedalin' por la Kamehameha hasta el norte. Llegamos al pico pasado el mediodía, Alex se dio un baño corto y como no habíamos llevado nada para almorzar, volvimos al mejor proveedor de comida en el north shore, Ted’s Bakery, para hacer una merendola de smoothie & blueberry muffins. Me informé de la actualidad isleña leyendo el HonoluluAdvertiser y volvimos a la playa Velzyland hasta el atardecer. Regresamos al camping casi a oscuras, solo con los destellos del sol ya oculto como iluminación y siendo atacados por millones de pequeñas mosquitas, que se estampaban en nuestros ojos y algunas más atrevidas, terminaban metiéndose en nuestras bocas o en mi caso, escurriéndose y ahogándose en el sudor de mi escote. Cenamos noodles mezclados con ravioli de lata, una de las delicatessen de nuestra vida de camping, mimamos a la Gordi, nuestra compañera gatuna y después de asustarnos con un gato feo-feo que tenía cara de hombre viejo, cual Benjamín Button de bebé, nos fuimos a dormir. 



Creative Commons License